¿Cómo realizar el mantenimiento a un coche eléctrico?

05 Marzo, 2021

Todo vehículo requiere un mantenimiento y los coches eléctricos no son una excepción. Te contamos cómo realizar este mantenimiento y qué piezas requieren más atención.

Los coches eléctricos se presentan con muchas ventajas con respecto a los vehículos tradicionales.

Una de las más importantes es que el mantenimiento de un coche eléctrico siempre es menor, tanto en dedicación como en coste.

El motivo de este hecho es cuantitativo. Un coche eléctrico tiene menos piezas que un coche de combustión. Por tanto, requiere menos mantenimiento.

Ahora bien, ¿de cuántas piezas estamos hablando? Según cada modelo de coche eléctrico, podríamos estar ante 1.000 piezas mecánicas menos.

Obviamente, esto explica que los coches eléctricos se averíen menos. Si tienen menos piezas que puedan sufrir desgaste o daño, todos esos mantenimientos no se necesitarán.

Ahora bien, el mantenimiento de un coche eléctrico es menor, pero no inexistente. Sí requiere revisiones periódicas y hay piezas que necesitan de tu atención.

Mantenimiento de un coche eléctrico: Revisiones más importantes

 

Los componentes del coche eléctrico son los elementos que más importancia tienen en cuestión de mantenimiento de estos vehículos.

En primer lugar se encuentran los filtros de aire, que también requieren una sustitución como en otros vehículos.

En este caso se recomienda hacerla cada 15.000 Km, si efectivamente notamos el desgaste normal que suelen sufrir.

El líquido de frenos se debe sustituir aproximadamente cada 50.000 Km. Sin embargo, vemos una diferencia clave en el sistema de frenos de un coche eléctrico con respecto al de uno convencional.

El coche eléctrico se aprovecha del sistema de frenada regenerativa. Este avance del sector permite disfrutar de un sistema de frenos efectivo con menor desgaste.

Tanto las pastillas como los discos de freno se desgastan menos en los coches eléctricos gracias a este sistema. Por este motivo, su sustitución se hace más tarde.

Las baterías en un coche eléctrico

 

Los coches eléctricos tienen también piezas clave a las que hay que prestar una atención especial y la batería es una de ellas.

Debemos realizar una revisión periódica del estado de la batería en un coche eléctrico, en relación a su desgaste progresivo y a su eficiencia.

Si notamos cualquier fallo en su funcionamiento, es posible que las conexiones de la batería tengan un problema que requiera de nuestra atención.

Por descontado, lo más recomendable es que la revisión de las baterías se realice en un taller especializado y con profesionales con experiencia.

A veces no es la batería lo que presenta un problema, sino el líquido de refrigeración. De hecho, los líquidos de los coches eléctricos también tienen que reponerse cuando se gastan.

La batería del coche eléctrico representa probablemente el elemento que más importancia tiene en el mantenimiento de estos vehículos.

Además de realizar las revisiones que sean necesarias, también podemos procurar un estilo de conducción y ciertas acciones, con las que intentar prolongar todo lo posible su vida útil.

Un consejo muy importante es evitar que la batería del vehículo se descargue por completo. Con cargas periódicas siempre que haga falta, evitarás esta situación.

También es recomendable dejar aparcado el coche en un espacio donde las temperaturas extremas no le afecten, sobre todo por los posibles efectos que pudieran causar en las baterías.