Cómo alinear los faros de coche

03 Diciembre, 2021

Alinear los faros del coche es imprescindible para contar con todos sus beneficios a la hora de conducir. Te contamos el proceso a seguir para una correcta alineación.
 
Llevar los faros del coche bien alineados es muy importante por un motivo doble referente a la seguridad en la conducción.
 
Por un lado, necesitamos alinear los faros del coche siempre bien para poder tener visibilidad en la carretera cuando es de noche o si hay condiciones que la limitan.
 
Por otro lado, unos faros mal alineados pueden deslumbrar a otros conductores, provocando con ello situaciones de riesgo.
 

¿Cuándo es necesario alinear los faros del coche?

 
Hay muchos motivos por los que los faros de nuestro coche pueden necesitar una correcta alineación.
 
Unos faros desalineados pueden deberse a una deficiente instalación si, por ejemplo, los hemos sustituido recientemente.
 
Por un golpe o un accidente que haya afectado a los faros, también es posible que estén mal alineados y necesiten un ajuste.
 
Cuando vayamos a conducir con mucho peso de carga o con un remolque, es importante también comprobar si hace falta alinear los faros del coche.
 
Otra situación en la que pueden presentar una mala alineación es cuando conducimos con una rueda de emergencia tras un pinchazo.
 

Cómo alinear los faros del coche

 
A continuación te decimos los 4 pasos básicos con los que puedes alinear los faros de tu coche de una forma rápida y sencilla. Es recomendable tener cinta adhesiva para este proceso.
 

Paso 1 - Proximidad y marcaje

 
Acerca el coche a una pared lo más lisa posible hasta una distancia aproximada de 30 centímetros. Puedes pararlo e incluso apagar las luces en este paso.
 
Coge la cinta adhesiva y marca horizontalmente la distancia entre el centro de cada faro y el suelo. Marca a continuación con una tira vertical su posición, de manera que quede una "T" frente a cada faro.
 

Paso 2 - Alejamiento y tira de corrección

 
Lo ideal es contar con un espacio de 10 metros aproximadamente en los que podamos retirar el coche respecto a la pared. Si no, al menos debería tener 5 metros de distancia.
 
Coloca ahora una tira de corrección de la cinta adhesiva. Debes calcular la distancia a la primera línea según el ángulo de inclinación que tiene el faro y según la distancia a la pared.
 
En el manual de instrucciones o si el faro presenta algún indicativo, podrás ver el ángulo de inclinación de serie.
 
Por ejemplo, si el ángulo es de 1,5º a 10 metros, la cinta de corrección la situaremos a 15 centímetros por debajo de la primera línea marcada. Si la distancia es de 5 metros, la situaremos a la mitad de lo indicado.
 

Paso 3 - Comprobación

 
Enciende los faros. El centro del cono de luz debe estar tocando la línea de corrección y el haz de luz principal debería estar entre las dos tiras, la de corrección y la de marcaje.
 

Paso 4 - Alinear los faros

 
Si hay que alinear los faros, comprobarás en los vehículos actuales que tienen mecanismos normalmente al lado del volante para modificarlos de forma limitada hasta que consigas que la luz esté en los márgenes correctos. Quizás así sea suficiente para volverlos a alinear correctamente.
 
Si no es el caso, tendrás que regular los tornillos, tanto para la altura de las luces como para la inclinación horizontal de cada faro.
 
La última opción es acudir a un taller oficial, donde con herramientas profesionales podrán alinear perfectamente los faros de nuestro coche.