¿Es recomendable cambiar las ruedas del coche de atrás a adelante?

03 Noviembre, 2020

El cambio de ruedas es algo que, inevitablemente, tenemos que afrontar tarde o temprano. ¿Sabías que una forma de hacerlo es pasando las ruedas del coche de atrás a adelante?

Cuando tenemos un reventón o un pinchazo, debemos recurrir urgentemente a la sustitución del neumático. Pero además de estos imprevistos, también debemos afrontar el desgaste continuado que sufren por la conducción.

Los neumáticos constituyen el único elemento que une al coche con el asfalto, por lo que mantenerlos en el mejor estado posible es una máxima prioridad.

Esto nos puede hacer pensar que debemos cambiar los neumáticos de 4 en 4, cuando en realidad se hace normalmente de 2 en 2. Es más, una acción recomendable, puede ser la de cambiar las ruedas del coche de atrás a adelante.

 

¿Por qué cambiar las ruedas del coche de atrás a adelante?

 

Los neumáticos delanteros y traseros no se desgastan por igual. Las ruedas traseras se desgastan menos que las delanteras (en la mayoría de casos), por lo que a la hora de sustituir estas últimas por desgaste, vemos que las de atrás aún podemos aprovecharlas.

El motivo de este desgaste a mayor velocidad está en el peso que soportan, mayor que en la zona trasera. Esto ocasiona un desgaste más acelerado y, por ese motivo, las ruedas de atrás se mantienen mejor.

Por tanto, una acción que podemos realizar es pasar las ruedas de atrás a adelante y poner las nuevas en la parte trasera. Así podemos aprovechar la vida útil que les queda a las ruedas más usadas y preservar las nuevas por más tiempo.

Además del ahorro económico que nos supone cambiar los neumáticos de esta forma, también nos ofrece ventajas adicionales. Por ejemplo, al  utilizar las ruedas nuevas en el eje trasero, tenemos más estabilidad en las curvas. También es menos probable sufrir aquaplaning. Y en las frenadas de emergencia tendremos mayor seguridad.

 

Elementos clave del cambio de ruedas de atrás a adelante

 

A la hora de cambiar las ruedas del coche de atrás a adelante, hay que tener ciertos aspectos en cuenta, para que este cambio nos aporte todas las ventajas que queremos.

Para empezar, tenemos que tener claro que las ruedas nuevas deben ir en el eje trasero. No importa si la tracción es delantera o trasera. Sin embargo, si el coche es de tracción total, entonces esta estrategia no es recomendable.

También es importante confirmar con el taller que el eje delantero y el eje trasero sean del mismo tamaño.

Además, debemos confirmar que los neumáticos estén alineados. En este caso nos referimos a los de la parte trasera que vamos a colocar delante.

Los neumáticos traseros sufren menos desgaste, pero algo tienen acumulado de tus trayectos. Pueden haber sufrido, por ejemplo, golpes contra bordillos que afecten a su alineación.

Por este motivo, hay que volver a alinear los neumáticos antes de colocarlos definitivamente en la zona delantera.

Por descontado, lo más recomendable es que los neumáticos sean siempre del mismo fabricante (los cuatro) y con unas medidas idénticas.