¿Cómo cambiar un coche de color?

25 Junio, 2020

El color del coche es un mero efecto estético de la carrocería. Sin embargo, para ir lo más a gusto posible en tu vehículo, puedes cambiar este color a uno que encaje mejor con tu estilo.

El color del coche define en buena parte el gusto del propietario, así como añade cierta personalidad al vehículo.

Por muchos motivos, es posible que queramos darle un nuevo look a nuestro coche y decidamos cambiar su color. Te contamos todo lo que tienes que tener en cuenta para esta "operación de estética" que quieres aplicar a tu coche.

Dónde cambiar el color del coche

 

Ves a un taller de confianza, con especialidad en chapa y pintura. En ambas facetas debe invertirse si el trabajo es realmente profesional.

Pintar un coche de un color, incluso del más básico del catálogo existente, requiere pericia. Por un lado el profesional de la pintura debe aplicar un tono uniforme en toda la carrocería.

Para un trabajo impecable, hay que trabajar sobre cualquier arañazo y masillar cada imperfección.

Además, es necesario desmontar las piezas exteriores y así aplicar el color también en las cerraduras, los parachoques, las gomas, etc. Cualquier elemento que puede presentar trazos del color antiguo, debería recibir su aplicación de la nueva tonalidad.

Qué tipos de colores de coche hay disponibles

 

Tienes a tu disposición infinidad de colores de coche para elegir. Las pinturas acrílicas están disponibles en prácticamente cualquier color.

No obstante, ten en cuenta que los talleres suelen trabajar con unas acrílicas en concreto y no otros.

Las opciones bicapa/tricapa sirven para que la tonalidad del coche varíe en función de cómo le da la luz a la carrocería.

La pintura vinílica también cobra más importancia, gracias a los buenos resultados que ofrece en casi cualquier vehículo.

Cambiar el color del coche y sus consecuencias legales

 

Si todo se hace de forma profesional, cambiar el color del coche no debe afectarte negativamente a nivel legal.

Es un mito que en la ITV no dejen pasar ciertos colores, pero eso no implica que la documentación no tenga  que estar bien.

Cuando cambies el color de tu coche, comunica a la DGT (Dirección General de Tráfico) el que ahora lucirá tu vehículo.

Al hacerlo actualizarás la información relacionada con tu permiso de circulación y, cuando tengas que pasar la ITV, no habrá ninguna diferencia en los datos, que pueda repercutir negativamente.

¿Qué color de coche elegir?

 

Los colores del coche son tan variados, que puedes escoger sencillamente el que más te guste. No obstante, es probable que entren en juego otros factores como el presupuesto que desees invertir.

Según un estudio de la compañía estadounidense Axalta, en 2019 el 38% de los conductores prefirieron el blanco respecto a los otros colores.

El negro es el segundo color más escogido, por un 19%, mientras que el gris es el tercero con más éxito, entre un 13% del total.

Una buena opción es aprovechar las apps para cambiar el color del coche, con las que puedes hacerte una idea aproximada de qué imagen final va a ofrecer.