¿Cómo hacer la revisión a un coche nuevo sin perder la garantía?

17 Julio, 2020

A la hora de hacer la revisión de tu coche nuevo siempre existe el temor de perder la garantía, pero no deberías temer nada si cumples ciertos requisitos.

 

Cuando compramos un coche nuevo, el concesionario puede incluir el mantenimiento y/o revisiones del vehículo durante un determinado periodo de tiempo.

 

Sin embargo, lo más frecuente es que tengamos que afrontar con nuestra inversión los costes de la revisión del coche nuevo.

 

El temor que tienen muchos conductores es que, por hacer la revisión en otro taller que no sea el de la marca, se pierda la garantía.

 

Te contamos a continuación qué dice la ley sobre esta situación, qué derechos y obligaciones tienes al respecto y cómo hacer la revisión sin perder la garantía.

 

La Ley sobre la garantía de un vehículo nuevo

 

Hay dos normativas legales en concreto que nos interesa conocer respecto a la garantía de un vehículo nuevo.

 

La primera de todas es la correspondiente al Real Decreto Legislativo 1/2007. En este caso se indica que si existe algún fallo de fabricación en el vehículo, el vendedor es el responsable de su reparación, tanto de una pieza, como de un fallo mecánico o eléctrico.

 

La segunda es la relativa al Reglamento UE 461/2010 de la Unión Europea. Aquí se expone claramente que un vehículo nuevo en garantía, independientemente de su marca, puede pasar la revisión y/o el mantenimiento en cualquier taller mecánico.

 

Por tanto, dónde hagas la revisión no es un inconveniente sobre la garantía del vehículo nuevo y el vendedor está obligado a reparar cualquier fallo de fabricación, dentro del periodo de garantía. No hay excepciones relativas al lugar donde se haya detectado dicha avería o defecto de fábrica.

 

Cosas a tener en cuenta en la garantía de tu coche nuevo

 

Si bien la ley ampara al conductor de un coche nuevo en términos de garantía del vehículo, hay que tener presente ciertas cosas, limitaciones y condiciones respecto a ella.

 

En primer lugar, el hecho de que la garantía no cubre el 100% del vehículo. Los neumáticos, los cristales, los filtros, los discos de freno y otros elementos no entran dentro de esta garantía.

 

Además, tampoco entran en garantía los daños provocados por negligencia del conductor, así que no podemos exigir al vendedor su cobertura.

 

Estas condiciones están normalmente claras para todo el mundo. Pese a ello, hay ciertos aspectos a la hora de la revisión de un coche nuevo que deben aclararse.

 

Muchos concesionarios intentan explicar a los conductores que la modificación de piezas invalida la garantía.

 

Lo que quieren decir en estos casos es que, si llevas tu coche nuevo a otro taller y por la decisión que sea se cambia una pieza original o se modifica el sistema mecánico y/o eléctrico, entonces la garantía ya no se aplica.

 

Recuerda que la garantía es aplicable a los elementos de serie del vehículo nuevo que te vendieron. Si los modificas o los sustituyes, es lógico que la garantía original ya no tenga aplicación sobre estos elementos.