Quiero comprar un coche de segunda mano. ¿En qué debería fijarme?

27 Agosto, 2021

El mercado de coches de segunda mano sigue en auge. Te decimos qué factores son los más importantes y en los que debes fijarte en estas operaciones.

Las operaciones de compra-venta de vehículos de segunda mano, representan uno de los mercados con mayor movimiento en toda España, como sucede en tantos otros países.

La ventaja económica es el motivo principal por el que la compra de un coche de segunda mano es interesante.

En contrapartida, el vehículo ya habrá sido usado, por lo que hay que fijarse bien en muchos factores, para garantizar que va a ofrecernos el rendimiento que buscamos.

Por eso en este artículo queremos ayudarte a identificar estos factores, para que te fijes en ellos a la hora de comprar un coche de segunda mano.

 

Qué revisar del exterior de un coche de segunda mano

 

La carrocería es el primer aspecto que tenemos que comprobar del coche. Tanto porque su estética encaje con nuestra búsqueda, como por posibles daños visibles.

Arañazos, cambios de tonalidad de pintura, juntas mal colocadas, grietas en faros y otros elementos similares, podemos tenerlos en cuenta para negociar el precio final.

A un nivel más funcional, es importante fijarse en aspectos como los siguientes:

  • Que las puertas abren y cierran bien.

  • El grado de desgaste de los neumáticos.

  • Que faros y otras piezas sean originales o repuestos.

 

Qué revisar del interior de un coche de segunda mano

 

El interior de un vehículo también tiene su componente estético. Fíjate en los acabados, para comprobar que encajan con tu estilo y, sobre todo, en el estado que presentan.

Por descontado, también es necesario fijarse en el estado del volante, alfombrillas, el cambio de marchas e incluso deterioro de los pedales.

Comprueba todo con el coche parado, pero también arranca el motor. Es importante ver el funcionamiento de la pantalla de información y del sistema multimedia, si cuenta con él.

 

Comprobación mecánica del vehículo

 

A la hora de revisar la mecánica del vehículo, lo ideal es acudir a un taller de confianza. La inversión valdrá la pena para confirmar que todas las piezas están en un estado correcto.

En un taller cuentan con la experiencia y los recursos de maquinaria y herramientas necesarios, para hacer esta comprobación con una máxima fiabilidad.

 

Prueba el coche

 

Lo mismo se sugiere para un coche en venta desde el concesionario. Por mucho que te atraiga un modelo, no lo compres sin probarlo antes.

Al probar un coche, puedes sentir si te sientes a gusto conduciéndolo o si hay elementos que te indican que no es el modelo que estás buscando.

 

Confía en una empresa especializada en la gestión

 

El proceso de compra-venta, los trámites de documentación y cumplir los requisitos legales para todo ello, requiere tiempo y conocimiento.

Confiar en una empresa especializada en este tipo de gestiones, te ayudará a ahorrar ese tiempo y te garantizará que podrás comprar el coche sin ningún riesgo, ni para ti ni para el vendedor.