Consejos para conducir en verano

13 Agosto, 2021

Conducir en verano tiene ciertos factores que debemos atender, para un viaje seguro y confortable. Estos son los mejores consejos que puedes seguir.
 
En verano es cuando se producen más desplazamientos en coche por las carreteras nacionales. También es cuando el clima ofrece unas condiciones algo menos confortables, sobre todo por las elevadas temperaturas.
 
Tanto si preparas un trayecto en coche, como si vas a conducir de forma habitual estos meses, es recomendable seguir unos consejos prácticos como los que te proponemos.
 

Conduce en horas con temperaturas menos extremas

 
Si hace demasiado calor, también te afecta para conducir. Las altas temperaturas influyen en la hidratación, niveles de somnolencia y la concentración del conductor.
 
Lo ideal es conducir en horas con menos calor y, de paso, si es cuando menos tráfico podamos encontrar, mucho mejor.
 

Garantiza confort climático en el coche

 
No puedes controlar la temperatura exterior, pero sí la que hay dentro del coche. Por eso es importante mantener un confort climático.
 
Una temperatura agradable ayuda a una conducción más cómoda, tranquila y segura, algo que puedes conseguir con el sistema de climatización del vehículo.
 
Evita bajar las ventanillas, ya que lo más probable es que solo consigas que entre aire caliente dentro del coche.
 

Revisa el vehículo antes de un viaje

 
Aunque cojas el coche todos los días, su conducción será diferente en un viaje a larga distancia.
 
Por tanto, te recomendamos que revises el vehículo y todos sus elementos, para garantizar que está en perfecto estado para conducir, por lejos que sea.
 
Confiar en talleres oficiales, es la mejor forma de tener la garantía de que el coche está en buenas condiciones.
 

Cuida tu cuerpo también al conducir

 
Mantener una dieta equilibrada y saludable, también va a ayudarte a conducir en verano, sobre todo si evitas comidas copiosas.
 
Comer en exceso combinado con unas altas temperaturas, puede aumentar el sueño a la hora de conducir y elevar el riesgo de un accidente.
 
Además, sobre todo en verano debes mantener bien hidratado tu cuerpo. Una correcta hidratación te ayudará, entre otras cosas, a mantener una mayor concentración al volante.
 

Conduce con el calzado y la ropa adecuados

 
En verano se produce una situación de riesgo repetidas veces entre muchos conductores, relacionada con el calzado y la ropa.
 
Tras pasar un agradable día en la playa o una relajante tarde en la piscina, se coge el coche para volver a casa. Pero no se toma tiempo para cambiar de ropa ni de calzado.
 
Conducir con el torso sin cubrir o con chanclas en lugar de zapatos o zapatillas, supone un riesgo importante y también puede hacerte tener que pagar una multa.
 
En verano intenta llevar siempre una muda en el maletero para estas ocasiones y cámbiate de forma apropiada antes de volver a coger el coche.
 

Respeta los tiempos de descanso en viajes largos

 
Las altas temperaturas provocan mayor cansancio entre los conductores que cualquier otro clima. Por eso es importante que descanses adecuadamente.
 
En viajes en coche que sean de largo recorrido, escoge varias paradas para descansar, estirar las piernas y tomar quizás algún café que te ayude a seguir tu camino lo mejor posible.