Consejos para maniobrar con remolque

Conducir con un remolque tiene lógicamente mayor dificultad que con el vehículo sin este añadido. Te ofrecemos útiles consejos para circular con él sin inconvenientes.

Un remolque puede ofrecer muchas ventajas en cuestión de carga, pero su conducción no puede tomarse a la ligera. Debe hacerse de forma correcta para evitar accidentes.

En este artículo repasamos algunos de los mejores consejos para maniobrar con remolque de una manera efectiva y segura.

Conduce a una velocidad adecuada

¿Sabías que los vehículos con remolque tienen limitaciones de velocidad? Se calculan en base al peso y al tipo de carretera por el que se circula.

Respecto al peso, lo recomendable es repartirlo adecuadamente, para evitar movimientos imprevistos que puedan suponer un riesgo.

Por este motivo en autopistas y autovías, los vehículos con remolque de hasta 750 Kg. tienen un máximo de velocidad de 90 Km/h y los que superan ese peso lo tienen de 80 Km/h.

En carreteras convencionales con arcén de 1,50 metros o más de un carril para alguno de los dos sentidos, la velocidad también es de 80 Km/h. Para el resto de vías fuera de poblado es de 70 Km/h.

Por último, en las ciudades hay que mantener la velocidad indicada por señalización en cada zona urbana.

Mayor seguridad al conducir con remolque

Cuando conduzcas con remolque, adapta la presión de tus neumáticos a aquellos valores indicados para estos casos.

También es recomendable incrementar la distancia de seguridad para frenar con menor riesgo a sufrir una colisión.

Curvas en coches con remolque

Para conducir un coche con remolque, si te acercas a una curva cerrada, abre el giro. Comienza en la parte exterior, pasa por el vértice de la curva por el interior y sal de nuevo por el exterior.

A la hora de adelantar, sobre todo en curvas y otros vehículos de gran tamaño, ten cuidado con las rachas de viento y turbulencias.

Visibilidad de un coche con remolque

Un remolque ligero no suele limitar la visibilidad, pero en caso de notar que no cuentas con toda la que normalmente aprovechas, utiliza retrovisores adicionales debidamente homologados.

Además de contar con visibilidad óptima, practica. Ten en cuenta que ahora llevas un vehículo más un elemento adicional, por lo que debes de variar la distancia sobre la que maniobrar.

Subir cuestas difíciles con remolque

Al utilizar un vehículo que tenga la carga al máximo, notarás que una cuesta complicada es mucho más difícil que si tienes el coche ligero y sin peso adicional. ¡Con un remolque es todavía más difícil!

Para empezar, asegúrate de que no has cargado nunca con demasiado peso el remolque, ya que tiene un límite que el fabricante aconseja no superar.

En la cuesta, escoge una velocidad corta que te ayude a aumentar revoluciones y el par, para conseguir un buen impulso en la subida.

ITV y seguros en remolques

Respecto a los trámites complementarios a la conducción, los remolques de menos de 750 Kg no requieren de forma obligatoria ni seguro ni pasar la ITV.

Pero en caso de superar este peso, sí necesitan ambas cosas. Tendrán que tener su propio seguro complementario al del vehículo, así como pasar la ITV cada 2 años los primeros 6 años desde su matriculación, luego anualmente a los 10 años y semestralmente a partir de más de 10 años.

Tenemos más artículos para ti