ITV caducada: plazo y sanciones

La ITV debe pasarse dentro de plazo o, en caso contrario, nos exponemos a importantes sanciones y que nos impidan circular con el vehículo.

 

En España los vehículos tienen que pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) de forma periódica, dependiendo de la fecha de matriculación del coche.

Dada la periodicidad de la ITV, a algunas personas se les olvida cuándo tienen que realizarla, con la consecuencia de que a veces conducen un vehículo que la tiene caducada.

Esta acción está sancionada según la ley de tráfico actual y está tipificada como una infracción grave, por lo que es importante evitarla y pasar la ITV a tiempo.

 

¿Cómo saber si tengo la ITV caducada?

Cuando realizamos la primera inspección de ITV, se nos entrega una etiqueta en la que podemos ver la fecha en la que tendremos que realizar la próxima revisión. De forma visual podemos ver en ella cuándo se requiere esta acción.

Otra forma de consultar si tenemos la ITV caducada es directamente en el informe de la última inspección, donde además de detallar las condiciones del vehículo, también se indica la fecha de expiración.

Si no podemos aprovechar ninguno de estos dos elementos, también existe la posibilidad de hacer la consulta a través de la aplicación miDGT, compatible tanto para Android como para iOS.

Una vez registrados como usuarios, podemos ver desde ella todos los datos relativos a los vehículos que están a nuestro nombre.

 

¿Qué plazos tengo para conducir con la ITV caducada?

La normativa de tráfico a veces es compleja de entender, pero en el caso de la ITV no deja lugar a dudas.

No existe plazo alguno para conducir con la ITV caducada. Una vez has superado la fecha, si las autoridades piden tu documentación, identificarán que ha expirado la fecha y podrán ponerte una sanción económica, entre otras acciones.

Por tanto, si ya ha pasado esta fecha, lo que tienes que hacer cuanto antes es solicitar cita previa en la ITV para poder llevar el vehículo. Hasta que llegue la fecha, en teoría no deberías usar el coche.

En el caso de que te paren yendo hacia la ITV, la presentación de la cita previa puede servirte para evitar la sanción, aunque el hecho de que esté caducada da permiso a las autoridades a imponerla igualmente.

Ahora bien, en la estación de ITV el trámite no será más caro por el hecho de tenerla caducada.

Si decides conducir el vehículo con la ITV caducada sin que sea el día de la cita previa y te piden la documentación, entonces es probable que intervengan tu permiso de circulación.

Con esta acción, te dan 10 días para realizar de forma efectiva la inspección. Pero si superas este tiempo y no demuestras que has pasado la ITV, precintarán el vehículo.

Multa por llevar la ITV caducada

Conducir con la ITV caducada es considerado una infracción grave. La multa asociada puede ser de al menos 200€.

Como en otras sanciones, es posible cancelarla en el período de pronto pago y se reducirá un 50% hasta los 100€.

Por último, ten en cuenta que incluso si tu coche está estacionado en un garaje privado y no tienes previsto conducirlo hasta dentro de un tiempo, tienes que tener igualmente la ITV al día.

Tenemos más artículos para ti