¿Es obligatorio llevar rueda de repuesto?

22 Octubre, 2021

En caso de pinchazo, la rueda de repuesto puede servirnos para reanudar la marcha, pero también hay otras alternativas que podemos usar. Te contamos cuáles son.
 
Hace unos años la rueda de repuesto era obligatoria en todos los coches en circulación. La normativa ha cambiado al respecto y plantea el uso de otras alternativas que muchos conductores no tienen del todo claro.
 
En este artículo te detallamos qué opciones tienes en caso de que sufras un pinchazo y quieras reanudar la marcha.
 

Obligatoriedad de la rueda de repuesto

 
La normativa actual excluye la obligatoriedad de llevar rueda de repuesto. Lo que se indica es que, en caso de no tenerla, hay que utilizar algún elemento sustitutivo que nos permita al menos reanudar la marcha.
 
Si no llevamos ninguno de estos elementos sustitutivos, entonces sí que deberíamos tener una rueda de repuesto, que nos sirviese para sustituir la rueda pinchada.
 
No tener absolutamente nada para poder reanudar la marcha tiene como consecuencia una sanción económica de 200 euros.
 

¿Qué otros elementos podemos llevar ante un pinchazo?

 
Si no tenemos rueda de repuesto la ley nos permite llevar otros elementos que son los siguientes:
 

Rueda de galleta

 
Es muy similar a una rueda de repuesto, solo que con unas dimensiones inferiores y, por tanto, menores prestaciones a la hora de conducir.
 
Con esta "rueda" no debes superar los 80 Km/h para mantener la máxima seguridad posible. Además, tampoco sirve para circular normalmente con ella.
 
El único objetivo de colocar una rueda de galleta en sustitución de una rueda pinchada es poder llegar con ella al taller más cercano.
 

Kit antipinchazos

 
Este kit está diseñado para arreglar temporalmente el pinchazo sufrido, de manera que podamos reanudar la marcha y llevar el coche a un taller donde nos pongan una rueda nueva.
 
La ventaja de este elemento es que es muy económico en comparación al resto de alternativas y que podemos llevarlo en el maletero del coche, sin apenas ocupar espacio.
 
Normalmente está formado por una espuma y un compresor para repartirla por el neumático pinchado. Con ella conseguimos la presión necesaria para poder conducir hasta nuestro destino.
 
Ten en cuenta que el kit antipinchazos es una solución temporal. No podrás recorrer mucho más de unos 80 Km con la rueda reparada de esta forma. Además, no sirve en aquellos neumáticos en los que además del pinchazo hayan sufrido demasiado desgaste.
 

Ruedas runflat

 
Se les conoce por muchos nombres, por ejemplo, ruedas antipinchazos o ruedas reforzadas. Al contrario de los otros elementos, podemos conducir directamente con ellas, lo que supone una comodidad adicional al no tener que realizar ninguna acción en caso de pinchazo.
 
Estas ruedas cuentan con un bloque de goma interior que permite seguir conduciendo incluso aunque suframos con ellas un pinchazo.
 
Ahora bien, si lo sufrimos, el bloque de goma solo nos permitirá continuar la conducción unos 80 km. Eso sí, no correremos el riesgo de estropear la llanta ni tampoco notaremos pérdida de estabilidad o de agarre en la conducción.
 
Por tanto, con unas ruedas runflat, en el mismo instante en que notemos que se ha producido el pinchazo, debemos acudir directamente al taller más cercano.