Quitar arañazos del coche: los mejores métodos

Los arañazos en el coche representan uno de los mayores inconvenientes a nivel estético que podemos sufrir. Te enseñamos los mejores métodos para eliminarlos.

Un arañazo en el coche es uno de los problemas más frecuentes en la carrocería de un coche. No le afecta de ninguna forma a la conducción, pero sigue siendo un problema estético que siempre interesa reparar.

En este artículo te detallamos las diferentes maneras que tienes disponibles para quitar arañazos del coche.

 

Pasta para arañazos en el coche

En el mercado hay disponible pasta reparadora de arañazos. Representa una solución bastante efectiva en el caso de que tengamos que tratar roces superficiales.

Además, dependiendo del modelo a veces también ofrece protección cerosa con respecto a la pintura.

Aplicarla es muy fácil. Solamente hay que utilizar un paño de microfibra y frotar suavemente la zona sobre la que hay que actuar.

 

Desengrasado manual

Si hablamos de marcas superficiales que, en realidad, no han rayado la pintura del coche, podemos usar un desengrasante volátil para coches.

Como en el anterior caso, solo tenemos que utilizar un paño impregnado con este material, para eliminar las marcas de una forma efectiva.

 

Pulido de arañazos

En algunos casos los arañazos en el coche dañan un poco la pintura, por lo que la reparación es algo más compleja.

En estas situaciones lo ideal es aplicar un pulido y posteriormente un abrillantado, con los que conseguir recuperar un aspecto impecable de la carrocería.

También es posible que necesitemos aplicar un poco de barniz. En caso de ser necesario, tendremos que optar por acabados bicapa con brillo.

Además tenemos disponibles productos de protección y selladores que nos pueden servir para reforzar la seguridad estética del vehículo.

 

Repintar el vehículo

Cuando los daños por arañazos son demasiado profundos, la solución recomendable es repintar la zona afectada o bien todo el vehículo.

Al optar por esta solución, una de las cosas que se consigue es eliminar el riesgo de oxidación del metal.

Lo ideal es repintar con una pistola aerográfica y en un servicio profesional con personal cualificado y con experiencia.

 

Disimular los arañazos

Si lo que quieres no es tanto eliminar completamente los arañazos sino disimularlos para mantener una estética óptima del vehículo, tienes sobre todo 2 opciones.

Por un lado, hay pinceles que combinan el color de nuestro coche con un poco de laca para sellar óptimamente la zona afectada.

Por otro lado, también tenemos rotuladores (o bolígrafos)  que sirven para retoques en los que se haya afectado al barniz. En la práctica son más fáciles de aplicar que los pinceles, pero ambas soluciones son muy sencillas.

 

Servicio de lijado para quitar arañazos

En el otro extremo tenemos los casos en los que la profundidad del arañazo es considerable. Aquí tenemos que optar por el lijado para rebajar lo suficiente el rayón y luego poder pulir y abrillantar para un acabado perfecto.

Incluso antes de lijar a veces es interesante un limpiador, que potencie los efectos de los productos que vamos a utilizar en el proceso.

Tenemos más artículos para ti