Tercera luz de freno, ¿es obligatoria?

Los coches actuales presentan una tercera luz de freno, sin embargo hay mucha gente que desconoce si es un elemento obligatorio o no.

Los nuevos vehículos que se fabrican llevan de serie 3 luces de freno. En España esto no era algo corriente hace unos años, ya que solo contábamos con un par de ellas en los nuevos vehículos.

Por este motivo, la situación actual es que en las carreteras españolas es tan posible ver un coche nuevo con una tercera luz de freno como un coche algo más antiguo que solo lleva dos.

La pregunta que se hacen muchos conductores es si los vehículos antiguos que no cuentan con esa tercera luz de freno están cometiendo una infracción de tráfico.

 

¿Es obligatoria la tercera luz de freno?

La cuestión en realidad es bastante clara conociendo la normativa de tráfico actual. Lo que indica es que se requieren 2 luces de freno, pero no es obligatoria una tercera luz.

Por tanto, es perfectamente viable conducir solo con las 2 luces de freno que vienen de serie en la fabricación de nuestro vehículo. De igual forma, también podemos conducir un coche con 3 luces de freno. Ambas opciones son válidas.

 

¿Hay multas asociadas a la tercera luz de freno?

El problema se encuentra en que, en el caso de que llevemos una tercera luz de freno, debemos asegurarnos que funciona correctamente.

Se da así la paradójica situación de que un coche puede ir con 2 luces de freno y no pasarle nada a nivel de sanción. Sin embargo, un coche con 3 luces de freno que lleve la central desactivada sí puede recibir una multa.

De hecho la sanción en estos casos puede llegar a los 200 euros, por lo que en caso de estar estropeada o que se haya modificado y no funcione al frenar, tendríamos que reparar la situación lo antes posible.

Inspección de la ITV sobre la tercera luz de freno

Una tercera luz de freno instalada en nuestro vehículo representa un nuevo elemento de iluminación, por lo que debe pasar las pruebas correspondientes de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Las pruebas asociadas a esta luz de freno son las siguientes:

  • Comprobar que funcione de forma óptima.
  • Identificar una distancia de separación entre luces apropiada.
  • Calcular la distancia entre los laterales y la altura respecto al borde interior.
  • Comprobar la homologación de esa tercera luz de freno.

En la prueba de funcionamiento de cada luz de freno se analizan estos factores:

  • El número de diodos LED que están en correcto funcionamiento.
  • El color que se emite al accionar el freno.
  • La posible instalación de láminas sobre el vidrio que afecten a su funcionamiento en caso de fallo.
  • Que el operador de mando funcione correctamente.

Si alguna de las luces de freno no funciona bien, será considerado un defecto leve, por lo que podrá pasarse la ITV, pero será necesario reparar este problema.

Se considerará falta grave si se da alguna de estas situaciones:

  • No se enciende ninguna luz.
  • Se encienden en tiempos distintos.
  • Su ubicación o el número de luces es incorrecto.
  • No hay homologación oficial.
  • Existe riesgo de que se caiga.
  • La luz es de un color distinto al rojo.
  • La intensidad de la luz es insuficiente.

Tenemos más artículos para ti