Tipos de remolques para vehículos y señalización

Hay muchos tipos de remolques para coches, dependiendo sobre todo de qué queremos remolcar. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

Tanto por motivos profesionales como en vacaciones o, incluso, en una escapada esporádica, puede que queramos llevar algún tipo de remolque para coche.

Estos remolques nos permiten llevar con nosotros muchos más objetos que, por tamaño o por su naturaleza, no es posible o recomendable llevar en el maletero.

En caso de que lo desconozcas, te detallamos a continuación los diferentes tipos de remolques que tienes disponibles y la señalización que necesitas llevar.

 

Remolque de enganche

El clásico remolque, también llamado remolque completo. Este remolque de enganche se basa en una bola sobre la que se engancha el remolque y cuenta como mínimo con dos ejes y un eje de dirección.

Hay bolas de enganche fijas y desmontables para la mayoría de turismos, aunque para vehículos industriales o coches de mayor tamaño (como todoterrenos) se usa el modelo monoblock.

Remolque con eje central

Este tipo de remolque consta de ejes que están cerca del centro de gravedad del vehículo. Por tanto, no pueden desplazarse verticalmente respecto al remolque. Aportan mayor seguridad aunque puede ser algo más complicado conducir con ellos.

Semirremolque

El semirremolque es aquél que se utiliza con grandes cargas como un tráiler. En estos modelos no hay eje delantero, sino que el remolque va acoplado sobre el vehículo de tracción y, por tanto, le transmite parte de su carga.

Remolques agrícolas

Estos remolques son específicos de la actividad profesional agrícola y están diseñados pensando en soportar la carga que debe ir unida a la maquinaria agrícola.

Remolque de caravana

A la hora de viajar, las caravanas se han convertido en auténticas protagonistas de la carretera. Con infinidad de modelos disponibles, las hay de todos los diseños, tamaños y prestaciones.

Puedes incluso contar con todas las comodidades de una vivienda, en un «elemento» que es unido al coche por un enganche.

Si la caravana pesa menos de 3.500 Kg, la podemos remolcar sin inconveniente con el carnet de conducir B. Sin embargo, si excede de este peso, necesitaremos el carnet de tipo C.

 

Señalización en remolques

La normativa de circulación actual indica que es necesario llevar una señalización de carga V20, si se dan estas dos condiciones:

  • Si la carga sobresale por detrás, como sucede con un remolque. En estos casos la señal irá en el extremo posterior, de manera que siempre quede perpendicular al eje del vehículo.
  • Si la carga sobrepasa longitudinalmente toda la anchura de la parte posterior del vehículo. En estos casos no deberemos llevar solo una señal, sino dos, una en cada extremo de la carga.

Además, también necesitaremos 2 matrículas, en el caso de que la masa máxima autorizada de los remolques sea mayor de 750 Kg.

Por tanto, tendremos una matrícula que será la del propio remolque y, por otro lado, la del coche remolcador.

Si el remolque no excede de este peso, entonces deberá constar una matrícula en el lado izquierdo o en el centro posterior, que será la misma que la del vehículo.

Tenemos más artículos para ti