Tips para conducir un vehículo con tracción a las 4 ruedas

14 Mayo, 2021

Conducir un vehículo con tracción a las 4 ruedas tiene sus ventajas, pero también requiere adaptación por nuestra parte. Estos son algunos consejos para dominar estos coches.

La mayoría de conductores estamos acostumbrados a coches con tracción trasera o delantera. Pero la conducción con tracción a las 4 ruedas es algo muy distinto.

Los coches con tracción a las 4 ruedas normalmente están concebidos para las superficies más difíciles.

No obstante, también es importante controlar su conducción en carreteras corrientes. Son vehículos generalmente más voluminosos, más pesados y debemos aprender a controlarlos.

Consejos generales para conducir un vehículo con tracción a las 4 ruedas

 

En primer lugar, vas a notar una diferencia de conducción por el peso que tienen estos vehículos. Aprende a dominar las inercias para una conducción segura.

En la actualidad, los sistemas de ayudas a la conducción facilitan la "curva de aprendizaje" de este tipo de vehículos.

También es importante contar con neumáticos de máxima calidad. Vamos a exigirles mucho más que a un coche con tracción a dos ruedas motrices. Deben estar a la altura.

Consejos de conducción de un vehículo con tracción a las 4 ruedas en nieve

 

Un coche con tracción a las 4 ruedas en nieve es recomendable conducirlo con marchas largas, arrancando incluso en segunda o tercera marcha.

En frenazos hay que tener máxima precaución. La combinación progresiva de freno de mano y el pedal del freno nos ayudará a evitar accidentes.

El hecho de tener tracción a las 4 ruedas no impide que llevemos neumáticos adecuados. Escoge unos de tipología "invierno" y no olvides llevar cadenas, eso sí, en las 4 ruedas.

Consejos de conducción de un vehículo con tracción a las 4 ruedas sobre arena

 

Es frecuente que con un vehículo con tracción a las 4 ruedas nos adentremos en terrenos arenosos.

En estos casos es importante mantener una velocidad constante, para que los neumáticos puedan rodar sobre la arena y no se hundan.

Extrema la prudencia. Conduce suave y sin movimientos bruscos, toma curvas con máximo ángulo y aumenta la potencia en zonas que no tengan un trazado ya marcado.

Consejos de conducción de un vehículo con tracción a las 4 ruedas en barro

 

El barro es un compañero inevitable cuando nos adentramos en la montaña con nuestro coche con tracción a las 4 ruedas.

Es importante conocer el camino y la profundidad del barro. Si es mayor a la distancia de los ejes del coche al suelo, el vehículo se quedará atascado.

Prioriza las marchas cortas e intenta ganar impulso antes de llegar a una zona con barro. Ten en cuenta que al primer contacto notarás una desaceleración.

Consejos de conducción de un vehículo con tracción a las 4 ruedas sobre piedras

 

Un coche con tracción a las 4 ruedas puede ofrecerte una conducción viable sobre un terreno de piedras, pero debemos tener varias cosas en cuenta.

Por ejemplo, no es lo mismo un terreno con piedras sueltas que sujetas a la superficie. En este caso, la adherencia será mayor.

Los neumáticos más apropiados para conducir sobre piedras son los que presentan distintas capas y alta resistencia.

No tengas prisa. En caminos de piedra debes conducir lentamente y sin usar la inercia, salvo que el terreno presente piedras sueltas en sentido ascendente.

Si tienes la opción, instala planchas de hierro o algo similar, para proteger la zona inferior de tu vehículo ante el choque contra las piedras del camino.