Leasing coche eléctrico para particulares

07 Agosto, 2020

A la hora de comprar un coche eléctrico, la financiación es un recurso muy solicitado. Una de las modalidades que más interesa es el leasing. ¿Es aplicable en este tipo de vehículos?

La venta de coches eléctricos sigue en auge. Poco a poco, su cuota de mercado es cada vez más amplia.

Para poder mantener un ritmo de venta óptimo, la financiación es clave, sobre todo teniendo en cuenta que el precio de estos vehículos sigue estando por encima de la media de coches tradicionales.

El leasing es una de las modalidades de financiación que más interés suscita entre quienes desean adquirir un coche. Con el auge de los coches eléctricos, también se ha impulsado el interés por esta opción a la hora de comprarlos.

 

Qué es el leasing

 

El leasing consiste en un alquiler del vehículo durante el periodo de contrato que se establezca.

Normalmente encontramos dos tipos de leasing, el abierto y el cerrado. El leasing abierto permite pagar una cuota mensual por su uso y, al final del contrato, adquirir el vehículo.

El leasing cerrado, en cambio, exige al cliente que una vez terminado el periodo de contrato, se debe devolver el vehículo.

 

¿Se puede financiar un coche eléctrico con leasing?

 

La financiación de un coche eléctrico mediante la modalidad de leasing es posible, pero con una peculiaridad y es que no pueden aprovecharla particulares.

El leasing es una financiación solamente accesible para empresas o autónomos profesionales. Si eres un particular que desea financiar un coche (tanto eléctrico como de otra modalidad), tendrás que buscar otras opciones como el renting.

No obstante, en el caso de que tengas un perfil profesional, el leasing es una modalidad de financiación que te ofrece muchas ventajas.

 

Ventajas del leasing para coche eléctricos

 

En primer lugar, con el leasing no vas a necesitar realizar ninguna inversión inicial. Esto es muy importante sobre todo en los coches eléctricos, que están disponibles con un coste más alto que otros vehículos.

Además, en comparación a otras opciones de financiación, el leasing es mucho más asequible. Las cuotas mensuales son inferiores a las que se piden con otras modalidades, por lo que para la empresa o las cuentas de tu negocio, es una ventaja.

Otro beneficio importante está representado en las ventajas fiscales del leasing. Permite aprovechar importantes exenciones, que van a mejorar el balance de tus gastos e ingresos.

 

El leasing es recomendable para coches eléctricos

 

Hay una peculiaridad del leasing, que hace que sea recomendable para coches eléctricos. Dado que permite financiar el vehículo cómodamente con cuotas mensuales muy asequibles, es normal adquirir un coche de gama superior que si se financiara de otra forma.

Es así cómo los coches eléctricos encuentran en el leasing un aliado. Este tipo de financiación motiva la adquisición de mejores vehículos y la gama de eléctricos actual se hace muy atractiva para una empresa.

Los coches eléctricos consiguen así mayor presencia entre las flotas de empresas, son más accesibles para los profesionales y siguen aumentando su cuota de mercado.